Torre de Chiriveta

Torre de Chiriveta


Las noticias de este castillo se remontan al 1089. Posteriormente en el 1143, Ramón Berenguer IV entregó una serie de castillos a la orden del Temple, entre los que figura el de Chiriveta.

Los principales restos de la fortaleza son una torre de vigilancia de planta circular de 3,5 metros de diámetro y unos 15 metros de altura, aunque también hay vestigios de recinto y un foso. 

Se comunicaba visualmente con la torre de Viacamp.